Seguridad de los helicópteros que realizan excursiones por el Gran Cañón

En Papillon Grand Canyon Helicopters, la seguridad es nuestra principal prioridad. Papillon Airways, Inc. y sus filiales cuentan con una certificación TOPS (Programa de Seguridad para Operadores Turísticos). TOPS (www.TOPSsafety.org) es una organización cuyo único objetivo es garantizar la seguridad y la fiabilidad en el sector del turismo aéreo. Los operadores con certificación TOPS se han comprometido a operar sus vuelos de conformidad con unos estándares que superan con mucho los establecidos por la FAA. Estos estándares se sustentan y aplican mediante auditorías internas regulares y auditorías externas anuales realizadas por auditores de seguridad independientes del sector.

Además de regirse por unos rigurosos estándares operativos, los miembros de TOPS ofrecen amplia formación en materia de seguridad a todos los empleados que participan en alguna parte de sus excursiones aéreas. Esto incluye formación sobre seguridad adicional para el personal de dirección, la tripulación y el personal de tierra. Las aeronaves también deben estar dotadas de un equipo de comunicaciones de emergencia superior al requerido por la FAA. Por ejemplo, todas las aeronaves de Papillon disponen de una estación de radio avanzada que conecta al piloto con una red de radio exclusiva de la empresa. Gracias a esta red, la aeronave está en contacto con nuestro personal de seguimiento de vuelos altamente cualificado durante todo el recorrido. El centro de seguimiento de vuelos transmite información sobre las condiciones meteorológicas, otras aeronaves y los vientos a las demás aeronaves de la empresa que sobrevuelan la zona.

Cuando vuelen con una empresa certificada por TOPS, los visitantes podrán estar seguros de viajar con algunos de los profesionales más fiables y cualificados del sector.

Objetivo e historia de TOPS

El objetivo de TOPS es proporcionar acceso aéreo al público a bellas zonas y, además, ofrecer la protección de operadores de turismo aéreo profesionales, seguros y cualificados.

Historia de TOPS: En 1993, se hizo patente la necesidad de programas de seguridad diseñados especialmente para el sector del turismo aéreo. Aunque los vuelos en helicóptero contaban con un buen historial de seguridad, el sector aéreo turístico experimentó problemas que se fueron agravando. Accidentes que se podrían haber evitado y el sensacionalismo de los medios de comunicación, que daban una mala imagen del sector de las excursiones en helicóptero, retrataban incorrectamente el sector de las excursiones como carente de preocupación alguna por la seguridad pública. Varios de los principales proveedores de excursiones en helicóptero celebraron reuniones informales durante este tiempo para intercambiar opiniones acerca de cómo mejorar la situación.

Después de hablar con el foro de la Asociación Internacional de Helicópteros (HAI, por sus siglas en inglés), se formó un Comité de Operadores Turísticos con Helicópteros (HTOC, por sus siglas en inglés). Tras varias reuniones del HTOC, se acordó que había que desarrollar un programa para dar servicio a las necesidades especiales de los operadores turísticos con helicópteros y despejar las dudas del público general sobre la seguridad de los helicópteros turísticos.

Los operadores turísticos, coordinados con varias de las juntas permanentes de la HAI, elaboraron un borrador detallado del programa de seguridad que debería convertirse en la principal guía para TOPS. Este programa incorporaba los conocimientos especializados y la experiencia de los que mejor conocen el sector: los operadores de turismo aéreo y los fabricantes de equipos para este sector.

En 1995, se presentó una versión preliminar del posible programa de seguridad de TOPS que fue bien recibida por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).

TOPS se incorporó en enero de 1996 como organización independiente sin ánimo de lucro y el programa de seguridad se aplicó a partir de entonces. Por primera vez había una organización, TOPS, que se dedicaba en exclusiva a seguir mejorando la seguridad de todos los aspectos de los trayectos en helicóptero.

La eficacia del programa de seguridad de TOPS queda debidamente comprobada gracias a las estadísticas recopiladas desde 1996. En un año normal, los operadores turísticos profesionales con helicópteros de Estados Unidos vuelan unas 100 000 horas, de las cuales cerca de 85 000 corresponden a miembros de TOPS. Los miembros de TOPS tienen un historial de seguridad acumulativo mucho mejor que el de la aviación general en conjunto. Por ejemplo, durante 2003, los miembros de TOPS sufrieron 1,13 accidentes por cada 100 000 horas de vuelos turísticos; en cambio, se produjeron 9,98 accidentes por cada 100 000 horas de vuelo de la flota de helicópteros civiles en conjunto.

Requisitos de TOPS

Los miembros de TOPS consideran que la seguridad es su principal prioridad con el objetivo de hacer que las excursiones turísticas en helicóptero estén entre los tipos de vuelo más seguros de la actualidad. Los operadores certificados por TOPS adquieren el compromiso de respetar un estándar de seguridad más alto, compartir sus conocimientos en materia de seguridad y llevar a cabo un autocontrol de dichos estándares.

El procedimiento para convertirse en miembro es estricto y se basa en unos estándares más elevados que los establecidos por la FAA. Esto es así sencillamente porque TOPS persigue la dedicación a la seguridad por parte de todos los miembros de la organización. Todos los miembros comprenden que el objetivo del programa es promover la seguridad mediante estándares más elevados y que la responsabilidad recae sobre cada operador.

Para convertirse en miembro de TOPS, la empresa debe dedicarse al excursionismo de manera exclusiva o como una de sus actividades principales. Cualquier miembro en potencia debe superar una auditoría de seguridad inicial y después otra cada año. Asimismo, todos los miembros actuales deben superar una auditoría de seguridad una vez al año.

Una vez superado el proceso de admisión, los nuevos miembros reciben los mismos privilegios que todos los demás (certificados, aprobaciones, autorización para usar el logotipo de TOPS y placas). Ser miembro de TOPS eleva a los operadores a un nivel superior en lo que respecta a la seguridad. Por eso, la FAA y la NTSB tienen a los miembros de TOPS en especial consideración. Los estándares de seguridad más elevados y las auditorías anuales han tenido un efecto significativo en el sector de las excursiones en helicóptero. Las estadísticas demuestran una reducción de los accidentes y los problemas de seguridad en todo el sector. Asegúrese de volar siempre con una empresa certificada por TOPS.

Para obtener más información sobre TOPS, visite www.TOPSsafety.org